El bono habitacional es una proporción del monto de una vivienda en construcción o ya construida a la cual se le reduce el gasto que ha hecho el constructor en la compra de materiales por los que ha pagado el Impuesto sobre la Transferencia de Bienes Industrializados (ITBIS), con lo que para el adquiriente se abarata el costo, porque ya esos materiales han sido liberados del pago de impuestos. Se trata de un incentivo gubernamental amparado en la Ley 189-11, para facilitar que las familias de bajos ingresos puedan comprar una casa económica.